OPINIÓN CINEXÉTICA
¿Es posible gestionar migratorias cinegéticas
Carlos Díez Valle

Cuando se acerca la media veda y las codornices cantan alegres en nuestros campos, los cazadores de menor empiezan a recuperar ese desasosiego extraño e inexplicable que indica que pronto podrán volver a salir a cazar.

Desde hace unos cuantos años, diversos estudios y las propias perchas de caza reflejan que la abundancia de ésta y otras especies migratorias que se cazan en esta época descienden irremediablemente.

Son muchas las causas que podríamos achacar a esta situación, algunas globales y difíciles de controlar por nosotros como el cambio clímático con el aumento de temperaturas o las lluvias torrenciales y la transformación de amplias zonas del norte de África en extensos regadíos que las codornices utilizan para críar sin necesidad de completar la migración.

Imagen de perdiz

Sin embargo, la pregunta que encabeza este post nos la debemos hacer cuando en nuestra zona hay algunos cotos que tienen más codornices que el nuestro, o incluso, en los que éstas permanecen durante más tiempo y permiten disfrutar de un mayor número de días de media veda e incrementar las capturas.

La respuesta es clara, siempre hay cosas que se pueden hacer para gestionar cualquier especie cinegética y, en este caso, a pesar de tratarse de migratorias, también.

Cuando hablamos de codornices, dependiendo de las características de nuestro coto, podemos hacer algunas cosas. Así, por ejemplo, en Tierra de Campos, algunas medidas de gestión agrícola son fundamentales, retrasar las siegas de cereal en lo posible, dejar linderos amplios para que los animales se refugien, no apurar excesivamente los rastrojos... serán claves para que las codornices permanezcan allí. Otras veces es importante conservar algunas zonas de erial, cuidar barbechos... y, al contrario, cuando en nuestra zona el matorral se apodera de antiguas tierras de labor, es esencial recuperar zonas más claras en las que estas especies puedan desarrollar sus ciclos biológicos.

También será fundamental mantener puntos de agua, en los que algunas especies como las tórtolas o las torcaces entrarán al amanecer o al atardecer, respetar las zonas de nidificación hasta que los pollos abandonan los nidos...

No es una gestión sencilla, pero si conocemos nuestro coto, sabemos de la biología de estas especies y tenemos sentido común, con un esfuerzo moderado y, sobre todo, poco dinero, podremos obtener interesantes resultados.

TECOR DE PORTAS Rapeira, 26 • 36658 Portas • Pontevedra
Telf. 606 856 853 • Email. info@tecorportas.com
Diseño y desarrollo NOVOSmedios