OPINIÓN CINEXÉTICA
El beneficio de uno se transforma en el de todos

Las prácticas agrícolas han sufrido un cambio muy importante en las últimas décadas, el campo se ha industrializado. La productividad ha aumentado considerablemente. La maquinaria agrícola junto con el uso de fitosanitarios ha permitido un uso intensivo del campo, desapareciendo la rotación de cultivos tradicional, laboreos más agresivos, uso de monocultivos, pérdida de linderos, etc. El conjunto de estas medidas han provocado que, en oposición con la agricultura tradicional que favorece la biodiversidad, la agricultura intensiva tiene un impacto negativo, si no se toman las medidas oportunas.

En el Reino Unido, cuyo desarrollo industrial fue previo al de España, el impacto negativo sobre la biodiversidad ha sido ya observado. Frente a ello se han tomado una serie de medidas de gestión, ligeros cambios o “adaptaciones” en la agricultura, así como un cambio de mentalidad viendo otras fuentes de ingreso adicionales a la agricultura, como por ejemplo la caza.

La compatibilidad de la agricultura o ganadería con los recursos cinegéticos es una práctica habitual en la parte meridional de España, sin embargo, este modelo todavía no está extendido en otras regiones de la península, donde la agricultura intensiva es la principal, sino única fuente de ingresos, igual que ocurría en Inglaterra.

En este contexto el autor Chris Stoate centro su estudio en la influencia que tienen las medidas de gestión de las aves cinegéticas, principalmente faisán, sobre otras especies de aves, en concreto los paseriformes (gorriones, jilgueros, pinzones, carboneros, etc). Este grupo de aves, tienen una importancia doble. Por un lado, son indicativas de salud del ecosistema, es decir, el aumento o disminución de sus poblaciones orienta la calidad del medio. Por otro lado, en el Reino Unido, la población en general muestra una gran predilección por ellos, ya sea su mera observación o la práctica fotográfica. La importancia de este estudio radica en mostrar a esa parte de la población que, directa o indirectamente la gestión cinegética favorece claramente la biodiversidad.

Entre las principales medidas de gestión del medio están la creación de lindes, linderos y pequeñas zonas boscosas donde brindar protección en invierno, cobertura en verano. Muy frecuentes son también los caballones, en inglés beetlebank, cuya traducción literal es “banco de escarabajos”, cuya función principal es la de proporcionar alimento vegetal y sobre todo animal (insectos), de vital importancia para los polluelos. También se lleva a cabo un control de predadores y la distribución de alimento durante la época invernal y la época de cría.

El efecto positivo de las medidas de gestión cinegética no benefician únicamente a la especie diana, en este caso el faisán. Favorecen al conjunto de especies del medio, como otras especies cinegéticas, como la perdiz pardilla, u otras especies de aves silvestres como son los paseriformes.

TECOR DE PORTAS Rapeira, 26 • 36658 Portas • Pontevedra
Telf. 606 856 853 • Email. info@tecorportas.com
Diseño y desarrollo NOVOSmedios