NOVAS-ACTUALIDADE
El muerto en Vila de Cruces era amigo del cazador que le disparó

Herido de un tiro en Carballo otro participante en una cacería

José R.S., de 53 años, fue el autor del disparo accidental que acabó la tarde del domingo con la vida de Adrián Areán Filloy, de 23 años. Era amigo del fallecido y de su familia, ya que la explotación ganadera que regenta se ubica en la parroquia silledense de Fiestras, colindante con Graba, donde esta tarde recibirá sepultura el joven. Las familias de ambos mantienen una estrecha relación desde hace años. Una circunstancia que hace más doloroso el suceso, por el que prestó declaración en el cuartel de Lalín a última hora de la noche del domingo por un presunto homicidio imprudente. Quedó en libertad a la espera de juicio, ya que la investigación apunta a un hecho accidental y fortuito. Al confundirlo con un jabalí, disparó contra Adrián Areán, que se había movido de la posición asignada. Una bala del calibre 9,3, munición reglamentaria, lo alcanzó a la altura del pecho y le causó la muerte.

Tras la autopsia que le fue practicada en Santiago, el cuerpo de Adrián Areán fue velado en Silleda. No hacía mucho que el joven había empezado la jornada de caza: fue pasadas las tres de la tarde, después de compartir una comida y preparar la batida. Hacia las 16.20 horas se produjo el trágico suceso. José Antonio Pena, presidente de la Sociedad de Caza y Pesca de Silleda, aludía a la fatalidad del accidente en un deporte con miles de lances cada temporada.

Otro accidente en el monte

El otro cazador muerto el domingo será enterrado a las cuatro de la tarde de hoy en Lanzós, adonde será trasladado desde el tanatorio de Vilalba, donde ayer fue velado por familiares y amigos. A Esteban Lozano López, de 22 años, se le disparó el arma probablemente tras caer y resbalar cuando se encontraba solo en el monte.

Sus compañeros de cuadrilla se encontraban en otra zona y no oyeron lo ocurrido. Lo buscaron después de que no contestase a las llamadas que le hacían sus amigos. Tras un rápido rastreo localizaron a los perros de Esteban. Y los canes los llevaron hasta donde estaba el cadáver.

Pero los de Vilas de Cruces y Vilalba no fueron los únicos accidentes de caza registrados el fin de semana. También el domingo por la tarde, en la parroquia carballesa de Cances se produjo otro incidente, aunque de menor gravedad que los dos anteriores. Jesús Nión Suárez, de 42 años, resultó herido en el brazo izquierdo al ser alcanzado por un disparo que iba dirigido a un jabalí durante una batida de caza.

«O compañeiro viuno pasar por diante e tiroulle, pero o disparo rebotou nunha pedra e veu cara o sitio no que estaba eu», relató ayer el cazador que fue víctima del disparo, que tuvo que ser operado en el Hospital A Coruña de sus lesiones en el brazo.

Ayer, ya bastante recuperado, prestó declaración en el cuartel de la Guardia Civil de Carballo. «Parece que non me afectou aos osos nin aos tendóns, porque os dedos móvoos sen problema. Xa estou para outra», aseguró el herido, que se tomó el accidente de caza con buen humor, y eso que el disparo le causó un fuerte dolor.

A quien no le hizo gracia alguna el incidente sufrido por Jesús Nión durante la batida de caza fue a su esposa, que ayer respiraba aliviada tras conocer el suceso, pero que lo pasó realmente mal el domingo y si de ella dependiese preferiría que no volviese a cazar.

Outras novas

 Rexistros: 124 Páxinas:  1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7
TECOR DE PORTAS Rapeira, 26 • 36658 Portas • Pontevedra
Telf. 606 856 853 • Email. info@tecorportas.com
Diseño y desarrollo NOVOSmedios