NOVAS-ACTUALIDADE
VENATORIA, TAUROMAQUÍA Y NUEVA LEY GALLEGA DE CAZA

El anteproyecto de la Ley de Caza presentado por la Xunta de Galicia enzarza en discusiones vacuas a propios y extraños con la memez de los 14 años obviando los principales problemas, que, a mi parecer, son los daños y los accidentes que causa la desbordante caza mayor existente en esa región y en todo el Estado, pero voy a referirme a Galicia solamente. Y ojo al dato, que a lo mejor lo de los 14 años es un señuelo para que se pierda fuelle antes de coger el toro por los cuernos en lo de los daños y accidentes. Nunca fiando.
Vayamos por partes. Lo de hacer de Plutarco entre el arte de Cúchares y la Venatoria, lo inició el presidente de la Xunta por no respetar a sus gobernados tanto cazadores como sufridores de accidentes de carreteras y daños a la agricultura.
Señor Núñez Feijóo: qué Galicia está todos los días en los papeles por accidentes y daños que aumentan todos los años tal y como hipervinculo a noticias contrastadas. Qué usted mismo y un conselleiro suyo han sufrido en sus carnes las consecuencias de una desmesurada fauna en sendos accidentes de carretera. Pero lo malo es que le han surgido seguidores bobalicones que traen a colación la futura Ley de Espectáculos con mala fe. Miren, ante majaderías tales, no voy a hacer más hipervinculaciones en aras de no regalar propaganda a oportunistas majaderos que no se solidarizan con los problemas de sus camioneros, entre otros tales como los agricultores y ganaderos.
Mentar a los “niños” de catorce años con la estólida apología de ciertos salvadores del Mundo, haciendo genuflexiones, de paso, a un presidente autonómico (un eventual) para volver a abrir la herida de los cazadores, no tiene nombre. ¿Cómo pueden ser tan arrastrados, aviesos, mendaces, genuflexos y asquerosos?.
Ante perfidia e ignominia tal, no puedo por menos de contestar a todos esos fariseos que hablan de “espectáculos no adecuados para niños de 14 años” Esas señores y señores, tal vez estén escribiendo o leyendo la noticia en un periódico generalista donde sus editores hacen de hagiógrafos de la prostitución dedicando varias páginas del panfleto impreso a imágenes de sexo explícito y anuncios de chulos mamporreros que convierten al Kama Sutra en un libro sublime de textos órficos. No. No soy ningún meapilas y después de tantos años de confesionario, para mí no hay pecados nuevos, como decía un obispo amigo mío, que no miento. Pero a los hombres y mujeres de 14 años, tal vez les haga más daño saber lo mal que vive el 20% de las familias españolas. ¡¡Qué fariseos somos!!! ¿Les prohibiremos que pasen por las colas de los comedores sociales?. Claro. ¿También les prohibiremos que vean las imágenes de los más de mil cuatrocientos millones de seres humanos que pasan hambre en el Mundo?. Oigan: Y ni hablar de las armas que vende España a los sátrapas del Geoide Terráqueo. Hasta ahí podíamos llegar. Puedo seguir con una batería de asuntos que a mi mismo me avergüenza, pero ¿para qué?. ¿Para solaz y disfrute de quienes con mala fe han humanizado a los animales sin querer darse cuenta de que eso es peor que matarlos?. Paso.
Les podía explicar como, muchísimos hombres y mujeres de mi generación, mucho antes de los 14 años empezábamos a trabajar como bestias de carga en el campo y luego, cuando dejábamos el cereal sembrado, nos metían en los conventos (hospicios camuflados) hasta la época de la recolección para evitar bocas imposibles de mantener en casa. Luego, más tarde, forzados por el empeoramiento de tal situación nos empujaron a la cruel emigración. Y muchísimos comenzaron a hacer trabajos de peones y aprendices a los 14 años en los fabricorros periféricos Estatales que pronto les despidieron, sin acuse de recibo, cuando les sangraron y masacraron sin contemplaciones. Conocíamos la naturaleza a la perfección y encima si entraba el zorro en casa había que hacer “velías” con la escopeta y si atacaba el lobo al rebaño de algún pueblo cercano, contábamos como hombres de pelo en pecho a falta de tenerlo en otro lado. Miren ustedes, en eso sí qué estábamos retrasados por las “cosas del comer”.
¿Pero cómo se puede utilizar facundia tal cuando hay cadenas televisivas que están durante todo el santo día lanzando basura por la pantalla adornada con vísceras y exudados corporales coronados con mayúsculas y aberradas cornamentas?. De la crueldad y de la sangre de las películas o de los videojuegos, ni les miento lo macabros de unos y otros.
En fin, que esto va de caza. Tengo el borrador del anteproyecto de Ley Gallega en la mano y la verdad es que no me parece malo para ser el primero. Más bien al contrario. Y, dada su buena disposición y largo alcance, esto me parece obra de un funcionario competente y muy versado en la materia. Y no creo equivocarme. No voy a quitar méritos al responsable de Conservación da Natureza, Ricardo García-Borregón. Será político, pero es un señor honrado, bueno y trabajador. Es más, como ingeniero superior de montes que es, yo, que he tenido el privilegio de hablar con él, puedo asegurarles que sabe lo que tienen entre manos y que es un gran señor. Un hombre de bien amante de su pueblo que es Galicia entera. Le decían al Cid: ¡Oh Dios, qué buen vasallo si tuviese buen Señor! …

CAZAR EN ESPAÑA ES DESESPERANTE.

Las competencias de caza son autonómicas, pero el problema está en que luego colisionan con las del Estado que son de mayor rango. Me refiero, entre otras, a esa "cojoley de los milagros" que decía la Real Federación Española de Caza que había hecho con un diputado al que se le dio el Carlos III. Átenle una cuerda al rabo de esta mosca en la que se quedó aquella “cojoley”:

BOE núm. 172 Miércoles 20 julio 2005
LEY 17/2005, de 19 de julio, por la que se regula el permiso y la licencia de conducción por puntos y se modifica el texto articulado de la ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.
Veinte. Se incorpora una disposición adicional novena con la siguiente redacción: «Disposición adicional novena. Responsabilidad en accidentes de tráfico por atropellos de especies cinegéticas. En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas será responsable el conductor del vehículo cuando se le pueda imputar incumplimiento de las normas de circulación. Los daños personales y patrimoniales en estos siniestros, sólo serán exigibles a los titulares de aprovechamientos cinegéticos o, en su defecto, a los propietarios de los terrenos, cuando el accidente sea consecuencia directa de la acción de cazar o de una falta de diligencia en la conservación del terreno acotado. También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produce el accidente como consecuencia de su responsabilidad en el estado de conservación de la misma y en su señalización”.

No. Si el tema no está mal si los jueces lo hubieran interpretado todos igual sentando jurisprudencia al respecto. Pero es que con esa ley no pueden hacerlo. Pero es que, señores míos, yo no soy abogado, pero tampoco soy ningún atontado. Dije que una ley sólo ¡¡NO!! podía arreglar todo lo nuestro. Qué se necesitaba una conciliación con otras Estatales y me llamaron de todo. Y los que pregonaron sus virtudes y dieron un Carlos III a quien no se lo merecía, se callaron. Pero los jueces Españoles, que no son malos y mucho menos tontos, ellos mismos pidieron que se cambiara una ley que les ataba de pies y manos. Pero claro, todos estamos muy ocupados. Unos con el Agility y otros con el plomo.

UNA LEY AUTONÓMICA DEBE DE TENER EN CUENTA LAS LEYES Y REGLAMENTOS ESTATALES, ADEMÁS DE LAS DIRECTIVAS Y DEMÁS TINGLADOS EUROPEOS.

Miren ustedes, para hacer algo en condiciones, hay que modificar, por lo menos, las siguientes leyes Estatales: la Ley de Seguridad Vial, el Código Civil, la Ley del Seguro Obligatorio, y varias más con sus respectivos reglamentos sin perder de vista la Constitución Española en su epígrafe 149.1.8. Pero el problema más grande radica en que la CAZA es una competencia autonómica y cada autonomía tiene una ley diferente que habría que acomodar, o por lo menos, tratar de homogeneizar en la medida de lo posible. Es más. Las competencias en materia de caza son autonómicas como les decía antes. ¿No?. Y todas las autonomías tienen su propia ley que algunas han cambiado hasta tres veces y otras, como la Vasca, todavía está con la primera y sin reglamento. Pues bien. Resumiendo, las leyes de caza autonómicas son un desbarajuste total superado únicamente por sus reglamentos. Eso, cuando los hacen. Qué a veces, ni eso. Pero es que el Estado está peor que las autonomías. El Estado todavía sigue con la Ley predemocrática 1/1970, de 4 de abril, de Caza y su Decreto 506/1971, de 25 de marzo, por el que aprobó el Reglamento para la citada ley. Queridos lectores, los jueces a nivel de Estado se rigen por esta ley “predemocrática de 1970” y luego cada autonomía tiene la suya, insisto, todo ello sin contar con que cada provincia emite su orden de vedas. Esto es un desconcierto. Mientras la caza no esté debidamente reglamentada, mal se puede hacer nada. Y lo de los accidentes, habrá autonomías que cubran seguros y franquicias mientras que las de al lado, hagan todo lo contrario sin querer darse cuenta nadie de que los jabalíes no entienden de fronteras.

LOS CAZADORES ESTAMOS INDEFENSOS ANTE NUESTROS DETRACTORES DE OFICIO, VICIO Y LIMOSNA A SUELDO FIJO.

No nos olvidemos de que esto debería de ser prioritario para la Real Federación Española de Caza, quien debiera de superar, de una vez por todas, la etapa de los campeonatos. Sí. Ya. Está de por medio la subvención que recibe del Consejo Superior de Deportes. Pero si esa adscripción es una reminiscencia histórica de la dictadura sufrida en España. Por eso el Estado la remite a la “ventanilla de al lado” y hoy por hoy, en España, nace cada día una asociación nueva para defender lo mismo. Resultado, aquí no se mueve nada y cuando menos lo esperamos, la emprenden contra nosotros. O somos caza con todo lo que ello conlleva, o somos deporte de cuatro gatos que compiten cuando la caza es a la competición, lo que la música militar es a la música. Somos muchos quienes clamamos por una federación a imagen y semejanza de la Oficina Nacional de la Caza y de la Fauna Salvaje Francesa, pero nos tapa la boca la Real Federación Española de Caza reconociendo el Agility como prueba de Caza. Es desesperante contemplar la situación en la que estamos y encima nos metemos a invadir competencias de una federación ya existente denominada FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE AGILITY Y EDUCACIÓN CANINA, entidad Fundada el 21 de Junio de 1993 - Ministerio del Interior - Registro Nacional Asociaciones Grup 1 Sec. 2 Nº 1587. Es más, después de estudiado el tema a fondo, pienso que todo lo de los perros españoles lo debiera de llevar la Real Sociedad Canina de España tanto en cuanto se hace cargo o crea una estructura al uso el pertinente ministerio. El Estado con los canes, no hace delegación, hace vergonzosa dejación.

Miguel Ángel Romero Ruíz

Outras novas

 Rexistros: 124 Páxinas:  1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7
TECOR DE PORTAS Rapeira, 26 • 36658 Portas • Pontevedra
Telf. 606 856 853 • Email. info@tecorportas.com
Diseño y desarrollo NOVOSmedios